5/11/2016

Pensamiento del futuro

Tengo un pensamiento recurrente. No sé bien cómo salió, por qué salió hace unos días y mucho menos sé porque has vuelto.
Tuve un pensamiento recurrente, una imagen; nosotros, algo no vivido. Digamos que un recuerdo, una imagen de lo que mi mente planea.
Tuve y tengo.
Tengo un pensamiento, una sorpresa; tengo un abrazo bloqueado.
Tengo una imagen, una cinta de minutos.
Me veo sentada, esperando. Controlando el horario, deseando que salgas. Estoy ahí, sentada donde no hay asiento, en esos lugares que sabes muy bien soy capaz de esperar.
Te veo a lo lejos, me enloquezco, me controlo, te espero. Sé muy bien lo corta que es tu vista. Te espero, agacho la cabeza y la mirada. Cada tanto controlo tus pasos.
Te acercas y te detienes. Me miras. Te miro. Sonrío. Lloras.
Extiendo los brazos y corres esos 4 pasos como el mal jugador de balonpié que siempre creí y creo eres.
Me abrazas y nos quedamos. Nos quedamos como aquella vez después de dos semanas en cuarentena. Esta vez más. El tiempo separados fue mucho, pero la conexión nunca se perdió.

No hay comentarios.: