2/01/2016

Terapia alternativa

No sé qué tan bien hice y hago, pero claro está que me quité las ganas y las ganas también pesan; hay que sacarlas, hay que hacer y decir.


Vengo para combatir mis pensamientos, para curarme, para meditar. No vengo para lamentarme, aunque lloro por mirar, mirar hacia adelante, hacia atrás.
Vengo para despedirme, para retomar, vengo para reconectar.
Se puede pedir que algo termine, pero nunca olvidar. Capaz algo cambie, no sé, ¿qué tanto sé?.
Creo que llamaré a este ángel, el Ángel de la Independencia. Ah, no, ya se llama así ¿verdad?, bueno, será mi Ángel de la Independencia, o sea, la independencia de mi independencia. Mi nuevo yo, otro de mis yo.
Me renuevo y vuelvo a ser.
El edificio está hecho, ya lo terminaron, ¿a nosotros también?. A mi no, pero sí hubo cosas que terminaron. 
Me gusta pensar que todos los días puedo, que me renuevo, soy otra. Soy lo que no decía pero imaginaba. Soy lo que puedo dar, estas palabras, esta escapada, este tiempo libre, este domingo, esta salida a solas. Soy esta persona que mira fijo a un punto, a la cima de un edificio. Soy un destino forjado a la soledad, un destino con corazón, un algo para quien no logra sanar y vive en la enfermedad. Soy el día de esta foto, la luz, soy el inicio de aquella tarde, el original, el intentar, el amor, el soltar, el volver a amar y la mar.


1 comentario:

Anónimo dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=mIfx79poygc

Si me dices adios en febrero piénsalo dos veces
Si me vas a olvidar por favor pronuncia antes mi nombre
Soy la misma persona que pisó la luna, que puso la tierra a tus pies
que se fue con lo puesto a la guerra de todas las guerras.

& deshoja el futuro que se abre al cruzar esa puerta
Es algo que no puedes saber, Hay tanto que aprender
Las miradas se rompen, Los años son golpes, los días Cara a la pared
Me parecen tan cerca y tan lejos los Buenos momentos

[& aún así volvería a pasar por el mismo camino
a buscar esa piedra con la que quise tropezar*]
& si viene Febrero temblaré de miedo: lo desconocido es brutal
pero es mucho peor saber que ya nada va a cambiar.

El momento que pasa se escapa no vuelve a pasarte
y aunque hierva la sangre se abren caminos y a andar
Curaré ese dolor que me pone a morir cada vez que te vuelvo a vivir
Si me dices adios en febrero, piénsalo dos veces.

Y aún así volvería a pasar por el mismo camino
a buscar esa piedra con la que quise Tropezar
y si viene febrero temblaré de miedo: Lo desconocido es brutal
Pero es mucho peor saber que ya nada va a cambiar.

Pero es mucho peor saber que ya nada va a cambiar.

Pero es mucho peor saber que ya nada va a cambiar