1/05/2016

La relación entre el amor y la falsa muerte

Si no damos un paso firme en el terreno espiritual, cada que muere alguien sentimos la separación a flor de piel. Creemos que ese ser que ya no está físicamente, desapareció en todos sus aspectos, pero olvidamos que en realidad sigue estando. Al recordarlo vive en nuestra memoria y somos nosotros quienes lo mantenemos vivo, y también quienes creamos el sentimiento de cercanía si sabemos sobrellevar el hecho.
Con el amor pasa igual, podemos perder un gran amor, una persona que por cualquiera sea el motivo ya no está a nuestro lado. El sentimiento es el mismo, separación. La falsa muerte como el amor radican en el dolor de estar separados, a no poder vivir sin aquella persona y mal está pensar que solos estamos. Vivimos en la unidad, en la conexión. Somos todos, somos la unión, somos la esencia que perdura cuando las cosas perecen. Somos eso que pensamos, somos el sentimiento que generan los recuerdos.
Somos el amor y la no muerte, somos lo eterno, la perfección de probar una y mil veces la reconexión, el mirarnos y buscarnos si estamos vivos y en el mismo planeta, como también el deseo que vuela al ver una estrella mientras pedimos un milagro para compartir lo mejor de nosotros.

No hay comentarios.: