10/17/2015

Momentos precisos

Podré contar todas tus mentiras, tus miedos, tus estúpidos vicios de persona encerrada.
Podré llorar por cada tema que me has regalado, podré contar con dolor y bronca haber sido tan paciente cuando en realidad no debía serlo.
Pero de algo estoy segura, algo que pocos en este mundo podrán darme la razón y entender un poquito de todo este calvario que me tomé de un solo trago, y eso, eso es un sentimiento que sólo a tu lado, en el minuto y lugar correcto podía sentir; la otra persona que eras conmigo. Esa que solo se aparecía cuando te dejabas llevar, cuando te olvidabas de ser padre, amigo, hijo, tío, primo, hermano.

No hay comentarios.: