10/17/2015

Momentos precisos

Podré contar todas tus mentiras, tus miedos, tus estúpidos vicios de persona encerrada.
Podré llorar por cada tema que me has regalado, podré contar con dolor y bronca haber sido tan paciente cuando en realidad no debía serlo.
Pero de algo estoy segura, algo que pocos en este mundo podrán darme la razón y entender un poquito de todo este calvario que me tomé de un solo trago, y eso, eso es un sentimiento que sólo a tu lado, en el minuto y lugar correcto podía sentir; la otra persona que eras conmigo. Esa que solo se aparecía cuando te dejabas llevar, cuando te olvidabas de ser padre, amigo, hijo, tío, primo, hermano.

10/16/2015

Abrazarte cada detalle

Me quedaré con las ganas de besarte los pies, de quitarte las medias y abrazar esas heridas.
No, no me quedaré con las ganas. Te las abrazaré desde aquí, desde donde estoy; desde una cama mojada por millones de lágrimas.
Las besaré con lo más profundo de mi ser. Me reiré de verte sonreír, de pedirme que pare por las cosquillas que te haré.
Existe algún momento en algún lugar donde seamos sólo los dos, donde nos disfrutemos sin días ni horarios. Existe al menos en mi cabeza, con mucho esfuerzo y dedicación, existe ese momento.
Lo creo para que en algún momento lo sientas y sepas que fui yo.

10/15/2015

Primer acto

 Hoy por primera vez hice algo con conciencia; desde el nacimiento de la idea hasta su ejecución. Fue un proceso de devoción total.
 A veces las cosas son buenas para unos pocos, no todos tienen el mismo nivel de reflexión. En este caso me tocaba hablar de algo que no para de punzarme, y de alguien que no dejaba en libertad un corazón roto ni sus propios miedos, alguien que me tiraba hacia una vida inestable y de carencias.
 Antes de realizar este acto (quiero creer "psicomágico" porque tiempo atrás no me sentía con la fuerza de hacer semejante azaña), amé, pedí, lloré, me frustré, me enfermé y bendije la situación que me llevó a perder el conocimiento de quién soy y como me debo cuidar.
Una vez reconocido todo esto, admití mi responsabilidad y acepté que esta historia con nudo doloroso también la busqué yo. Fui yo quien atrajo la situación y quien dejó que la comiera el dolor. 
 Sí, ni él ni yo estábamos tan fuertes, por eso ganó el dolor. Pero quiero agradecer el momento porque me quitó todas las fuerzas al punto de dejarme tirada e inconciente, me dejó en 0, con la necesidad de recomponerme sola, y con el único pensamiento que gritaba: "mejora si quieres mejores personas, mejores historias. Tu creas tus propias emociones y atraes lo similar".
 Hoy por primera vez hice algo donde deposité amor y progreso en cada palabra, cada expresión. 
 Hoy por primera vez sentí concientemente esa energía unificadora.
 Hoy como en otra ocasión, hice algo sin esperar cosecha. Lo cuento porque creo nunca me había pasado hasta ahora, o si pasó, la diferencia es que hoy viví algo que me hizo sentir amor puro.

10/08/2015

Prasadam

Como aquella primera vez, tuve que subir por unas escaleras.
Paso a paso, respirando aromas y sintiendo la vibra del lugar, me transporté a kilómetros de aquí. Unas cuantos recuerdos volvieron a mi mente. Qué delicia sentir nuevamente esa tranquilidad, sonreír ante aquellos que te regalan lo mejor de sí.
Cada que hay un "antes y un después" hay un click, un sentimiento profundo que nos hace pensar más profundo, más allá.
El aroma de otras tierras concentrado en un punto, un departamento, una casa, un templo. El aroma a tradición, a devoción, es incondicional. Un amor que abraza a quien se acerque, sin importar las creencias ni la propia carga emocional, porque ese amor todo lo cura.
Ese amor es tan difícil de explicar que para decir algo, diría, un sentimiento del más allá, algo que pocos son capaces de sentir, y qué mejor forma de probar que pidiéndolo y experimentarlo de la mano de alguien que está más allá del bien y del mal.

10/05/2015

Más grande aún

Una vez me enamoré de todos sus errores, fue algo tan raro que me desconocí. Cuando lo descubrí supe que era algo nuevo, un amor descomunal.

10/04/2015

Pregunten

Pregúntenme qué cosas de él me enamoraron y no sabría qué tanto decir.
Pregúntenme qué siento al verlo y tendré tanto para decir que no sabría por dónde empezar.
Pregúntenme qué pido hoy y responderé lo mismo que ayer pero sin nombre.
Pregúntenme algo más y entiendan si mis lágrimas llenan un vaso en unos minutos.