7/14/2015

Take me out

Pongo The Smiths y las fantasías se disparan. ¿Cómo se hace para no pensar algo lindo con un tema de Morrissey?, más específicamente con "There is a light that never goes out". Si bien la canción ya tenía su encanto, ahora me es imposible no relacionarla con "500 days of Summer", una película de amor enfermo.
Más que la canción, la película me hace pensar ¿de qué somos capaces de hacer por amor?, me lo tomo muy personal, ¿hasta dónde puedo llegar por amor?. Hablo de un sentimiento trascendental que tiene la fuerza de mover montañas, pero también de enceguecernos al punto de aceptar cualquier situación y ahí es donde tenemos que tener cuidado. 
Somos seres que imaginamos y también razonamos, por eso no nos queda otra que encontrar un equilibrio para poder ser felices.

No hay comentarios.: