7/23/2015

Ahora en dos puntos

A esta altura ya hubiera escuchado un par de veces: ¿qué te pasa?, ¿por qué no comes?, ¿por qué duermes tanto?, ¿por qué no sales?. Y si saliera: ¿con quién vas?, ¿y cómo te vuelves?, no te vuelvas a la madrugada y bla bla bla.
A esta altura pero en mi país, quién sabe ya cuántas veces me hubiera comido el discursito filantrópico, religioso y metafísico de un par de personas que buscan unir una familia omitiendo información. Dejando de lado los logros y esfuerzos personales, creyendo sólo en lo que ellos creen mejor para sus hijos; mayores cabe citar.
A esta altura ya tengo que estar alerta de las cosas buenas que acarrea un mal período, a esta altura he de amar aquellos que traen luz y buenas noticias.
A esta altura mejor tener más fe en el cielo que en la tierra.

No hay comentarios.: