6/14/2015

"La utopía de"

Me puedo casar y ser “la señora de”, puedo tener un hijo y ser “la madre de”, puedo comprometerme y ser “la novia de”, puedo ser varias cosas pero nunca pensé en poder ser “la utopía de”.
Podré luchar contra irregularidades que me dejan pensando si de verdad estoy bien conmigo mismo, si de verdad soy libre como creo ser; pero sí, creo que ser una persona libre, estable y contenta. Uno o dos detalles que demuestren lo contrario es aceptable ya que no hay 100%.
Por un lado, ser “la utopía de” refuerza mi propia fe, me recuerda que lo hice bien y lo sigo haciendo bien, que en cierto modo soy un ejemplo, mis pasos son humanos en su más ligera expresión.
Por otro lado, ser “la utopía de” me hace ser todo, ser madre, esposa, hermana, amiga, novia. Incomoda un poco, por algo los roles tienen su nombre, porque tienen diferentes finalidades.
Ser “la utopía de” también es destacable, es recibir un ascenso, un reconocimiento a la vida, a la esperanza. Es ser embajadora de mi propio amor, tu otra mitad, es reconocerme como nueva persona y mejor.
Hoy eso es lo que me toca ser y aceptarlo es ser persona, es ayudar a quien lo necesita.
Aceptarlo es saber que esto es momentáneo, porque la utopía es un pensamiento volátil, un sueño al que recurrimos para pensar que las cosas pueden ser mejor.

No hay comentarios.: