9/21/2014

Polvo en el aire

Quisiera hablar de Italia como la valija que dejé en casa de amigos. La ropa que me quedó por transportar, los libros por leer y las fotos por enmarcar.
Prefiero hablar de Italia como la escuela en donde me eduqué. Las maestras con quien reflexioné y las prácticas que trabajé.

- De América un apartado, un especial. Un asterisco a desarrollar, un capitulo a terminar -

Cuando pisé América por segunda vez, me vi crecida. El antes y el después de un exilio por elección, por devoción. Evolucionada y fusionada con la historia que siempre obvié.

Al volver, pisar y levantar polvo fue lo que más me impresionó. Puedo dedicarle horas y horas al recuerdo de las formas que se alzaron. El aire y la tierra en el éter me redibujaron como persona.
De aquel entonces hasta ahora soy quien calla las falencias en tierras de desarraigos, una eterna viajera y dedicada aprendiz.
Que ahora viva de los excesos ajenos, lo que sobra, es novedad. Con eso más lo mio, sobrevivo. Así me siento, cómoda. Con un poco de olor a tierra mojada, maíz, pobreza de antaño y sabiduría compartida.

No hay comentarios.: