9/28/2014

Político

Empezaré contándote lo que puedo ser capaz de pensar. No se si es pensamiento lateral. Creo que va un poco más allá, pensamiento visionario lo llamaría.
Leyéndolo así te preguntarás por qué hasta ahora no lo usé para fundar la empresa que me mantendría de por vida. No lo se, es algo que no tengo control en su totalidad.
Pocas veces cuando encuentro una atracción en el aire, siento que puedo ver más allá. Suponer para algunos, idealizar para otros, corroborar para mi.
Cuando me pasa, viajo por milésimas de segundos. Te veo en un futuro, analizo tus movimientos, palabras, acciones. Me veo. Analizo y retrocedo.
Cuando vuelvo replanteo. Detengo el tiempo por un día. Unos minutos no me bastan, pero un día sí.
En el reflexiono, veo las posibilidades de que una planta florezca. Si lo hace, el futuro sigue siendo humano.
A veces cuando me voy para corroborar, me tardo. Ha pasado que de tanta demora, perdí. Otras aprendí para largar todo a tiempo, otras me sorprendieron. En esta volví a tiempo, corroboré y sorpresivamente desapareciste.
No tengo la capacidad de ver a través de ojos ajenos, por eso me sorprendí.
Doy fe que en un mañana las enseñanzas serían mutuas. Las sonrisas compartidas, las lecciones abordadas y los miedos superados.
Con o sin esta capacidad especial, sigo siendo humana, por eso confundo y me equivoco.
En este caso creí en el futuro pero olvidé controlar el presente. Se me escurrió. De tenerlo en mis manos paso a mis pies para seguir mis pasos hacia atrás.
Ahora lo veo, está retrocediendo, hasta el inicio. Hasta dejar de conocernos, hasta encontrar a otra persona que lo haga sentir más normal, simple, para que los esfuerzos y el avance sean sólo suyos. Donde su virilidad sea directora.
Así se va el presente. Lástima, porque en el futuro sus discursos así no eran; había equilibrio.
Político, descansa y reflexiona. Yo no soy fatalista, soy realista. Soy una oportunidad para volver a crecer. Los pasos son hacia adelante, para atrás se muere.
Te doy ventaja. Si me dejas estar atrás, prometo sostenerte ni bien te caigas. No hace falta que finjas. Amas ser mujer y lo acepto.

No hay comentarios.: