6/29/2014

Último pedido

Podría pedir la muerte, pero la vida todavía me enamora.
Pido la lejanía. El dolor que supuestamente te produce no tenerme.
Pido los kilómetros. Una distancia importante que me aleje de las injusticias, de las diferencias; del machismo que nadie se saca de encima.
Pido diferencia horaria. Pido dormir cuando tu trabajas.
Pido estabilidad, para no volver a pisar tu techo.
Pido fe, para seguir de pié y no caer en la enfermedad que él trae consigo.
Pido irme para jamás volver.
Pido la independencia total. La madurez y la suerte necesaria para aplicar todos mis planes.
Pido alejarme de la hipocresía que me hizo crecer. Pido retirarme del juego.

Ya no pido reconocimiento, no pido ayuda, no pido piedad.
Ya no pido llevar tu apellido, ni pido llevar tu nombre.

Pido llevar mi alma y una mochila.
Pido que la suerte juegue a mi favor.
Pido la fe de los otros.
Pido no volver a verte. A ti, a ti y a ti.
Pido que mi corazón te mate, sin importarme dónde pueda llegar a caer una vez que mi cuerpo deje esta tierra.
Pido que nadie me recuerde tu invalidez total hacia la vida.
Pido volar.
Pido tener una nueva vida.
Volver a empezar. Porque lo merezco. Porque no dejo de amarme.
La muerte es necesaria, las guerras también.
Pido la muerte de sentimientos y la lejanía para que no vengas a verme.

Ya no pido que cambies. Pido irme.
Aquí la lucha no se toma en cuenta. Aquí el amor no existe, son puras mentiras.

No hay comentarios.: