1/17/2012

Hoy es también ayer.

Encontrar la armonía en un sueño es lo mejor que te puede pasar cuando estás en un período extraño, donde las cosas que uno pidió las tiene; no tanto como uno deseaba, pero las tiene.
Abrazarte fue tan hermoso que ninguna lágrima bloqueó el momento menos esperado. La resurrección de tu cuerpo con olor a humedad y mucho amor, me hizo sentir iluminada.
Tu cabeza sobre mi hombro y mis manos en tu pancita.
No se porqué volviste, no se el porqué del visitar tu tumba. Como si te autosaludaras...
Explícame el porqué de la flor en tu boca. ¿Porqué casi marchita?. La respuesta más coherente que encuentro, es que vienes desde muy lejos y hace rato que la traes contigo.
Violeta apagado, lila seco. Resaltaba en tu atuendo negro y brilloso.
Hermoso de naturaleza, universal como el alma. Auténtico como el aroma que has dejado a mi nombre.

No hay comentarios.: