5/13/2010

Viaje al centro de la cama.

El contenido de tus pensamientos evaporados en palabras, la condensación de mi atención sobre la tuya y la precipitación de tus caricias crearon el ciclo de una noche repetida para afianzar malestares sociales.
Viendo el derrumbe de miedos y el rastrille de la tierra para el cultivo de confianza, sentí la cima por encima de mi cuando tu recuerdo más preciado se delato para mostrar la mano que tenías por detrás. Una gota que se perdió en la almohada abrazó el oír de tu dolor.
Unos besos alentaron y unas frases cobijaron la pequeña base antártica que salió a saludar el avión que pasó.

No hay comentarios.: