5/31/2010

Cronología de una historia.



Sueños compartidos, nubes de colores que nos mantenían ocupados.
Cronos sigue viviendo en la esquina de siempre. A unas cuadras de casa.
Cada día que pasó, el se comió los restos que tiré de mí.
Ya no come horas, días, meses; también come ganas, fuerzas y emociones.
Creía que la cuadra se iba achicando, pero no, es el que comienza a comerse el asfalto. Cada tanto al calcular me veo más cerca de su boca.
Porqué tu inseguridad a último momento?, porqué no arriesgar cuando todo parece estar a tu favor sin nada que perder? Porqué pensar en el porqué de los demás? Porqué desvanecer en un lago artificial ?.
Dónde está la realidad pintada a mano?, bocetada por la noche llena de energía en los detalles más inesperados.
El interés común de analizar las catarsis de nuestros pares no se encontró.
Supuse que algún día cambiaría. Supuse que no sería obligatorio, supuse que era independencia, libertad sin goce de celos. Pero sin análisis, sin síntomas, cómo sabes si tengo fiebre? Si deliro por locura o por felicidad.
El agobio de tu vida no se irá, aléjate de lo que no quieres. Forma parte de la voluntad, del querer. Ayuda a mejorar.
Un deseo en derrumbe. Quería mejorar junto a vos. Salir de las caretas que nos ayudan a sobrevivir. Innovar para amar y saludar para actualizar.
Dame una patada o un abrazo. No me des la espalda y tu escucha. Hablo hasta cuando no quieres, pero ya mis palabras se acabaron. Me he quedado afónica y mi cuerpo ya no reacciona como antes.
Me preguntaron qué pasaba... qué más puedo decir? heredé una fuerza inigualable. Luchadora medieval, con tajos y sangre por doquier. Aquí me ven, en medio del campo.
No estoy como cuando empecé, pero sigo viva para contar la historia.
Ya basta, haz tu grito de gloria o golpe final. Hazlo para que pueda ver el final.
Oportunidad en crisis, felicidad en gloria. Lo que sea. Ya hazlo.
De momento curo mis heridas. Quién sabe cuándo volveré a pelear. Las guerras son cosa común por estas tierras.
El dolor y el bienestar siempre vivirán hasta que desaparezca de esta vulgaridad.

1 comentario:

Piantada dijo...

Es increible tu entrada. tus palabras son, especificas. qe un alma siente, duele.