12/30/2009

Grandes...

Los entretenimientos vitales, esos que se conocen a medida que uno adquiere experiencias sociales, no me sirven para cuando mi cabeza ha de responder ante un bloqueo personal. Dicho y hecho, los picos que ví en algunos son demasido filosos como para acercarme. No hay miedo hay desganas. Conozco sus inicios, divertidos y protegidos como esas gomas que se le ponen a las columnas para que los chicos no se golpeen. No buscaré vuestra atención como la mayoría hace. Recordad que manejo otras formas. Como cuando de noche me fundo en la oscuridad, de día soy un arbol y de tarde hoja seca.
En la tranquilidad que manejo, alteraciones como manejar a otros por dudas personales me desagrada sentir.
Precaria en mis temas y repetitiva en mis palabras el desapego voy logrando. Como quien vomita al ver un cuerpo muerto y desangrado, yo vomito al ver vuestro mal uso de ganas. La pasión parece ser objeto del pasado. Coincido con alguien que no puede expresar algunos sentimientos, aquel está pasando por un momento personal, donde la respuesta la tiene en la punta de la lengua. Pero no sabe esto... piensa que lo que le pasa es otra cosa. La cadena de afecto es demasiado oligarca.
Permiso, me recuesto en el pasto. Ver el cielo y sentir que me pica lo verde me devuelve las primeras piezas.

No hay comentarios.: