7/21/2009

Fluidez.

Inducida por truenos me sumergí en trance profundo donde creo todo comenzó con nosotros bajo el agua. Paredes celeste pileta clásica y agua transparente. Cómo respirabamos no lo sé, nuestro aguante era deslumbrante. Nuestros movimientos, normales. Besos y sonrisas como de costumbre, felicidad mucha.
De repente siento que en las aguas algo se mezclaba, como cenizas negras sin disolver. Extraña de esto, te suelto y voy hasta arriba donde el aire fluía. Asustada por una gran crecida, salgo a ver el exterior del cuarto (que era mi pieza pero ahora con las paredes de pileta llena), se había desatado un temporal desgarrador. Arboles de costado luchando contra el viento, lluvia violenta rompiendo el suelo y un cielo oscuro y tormentoso. Parecía un apocalipsis.
Nose bien cómo se engancha con lo que siguió, en realidad era otra realidad, el contexto era otro pero en lo que concordaban era que ambas me daban un susto donde el miedo a perder trataba de llevarme. Preguntarme nuevamente, ¿ Qué pasaría si tal cosa ya no la tengo más ? preguntas y afirmaciones negativas, pensamientos que ya no comparto. Una lucha se estaba desenvolviendo en mi cabeza.
Creo haber despertado y volvér a caer varias veces hasta que la realidad de todos los días me salvó. Minutos posteriores a eso me sentí todavía extraña y un poco asustada.

No hay comentarios.: