6/01/2009

Dual.

Cuando me voy a acostar sin sueño y con pinturas tuyas que todavía no secaron es cuando más me cuesta dormir.
Después de habernos ensuciado pintando, dejándonos llevar por la inconciencia, relajándonos, disfrutar y disfrutarnos es cuando el sueño se aleja y me encuentro dando las mil y una vueltas en la cama.
Las pinturas todavía no me salieron, tengo restos en las uñas y mis manos todavía frescas después de la lavada que les dí para irme limpita. Verme así me poné más arriba de donde estoy. Más y más vueltas doy. Hasta que me duermo abrazando el cuadro que hicimos hace un rato.

No hay comentarios.: