5/26/2009

Ojos semiabiertos.

Decime qué más puedo hacer cuando el calor comienza por mis pies y se elevar por las piernas. Cuando me acostumbro al movimiento de mi cuerpo que se entona con el de un terremoto, o cuando te imagino más que entregado a una diversión canalizadora de deseos.

No hay comentarios.: